que bachache


Un aniversario mas de nuestros padres, 43 años, la alegria de todos ese domingo 16 recien pasado se vio opacada, cuando al Jose, le robaron su auto, estacionado afuera, y siendo cerca de las doce de la noche.
Al dia siguiente aparecio, sin daños, mas que la falta del reproductor.

El daño ya estaba hecho.
Mi hijo les recito una cueca larga de Nicanor.
La Luisa se resfrio, muy ventosa la noche.

Yo me fui entristeciendo de este Chile.

el martes mi esposa no trabajo.

Daniel, nuestro amigo Urrea y su esposa, nos invitaron a la playa.

La casa en Las Cruces, fue un refugio unico, gracias Danielito, guaton, por favor concedido. y por nunca olvidarnos, todos estos años.

3 comentarios:

eduardo waghorn dijo...

Vaya paredro, veo que las musas bloggeras tocaron tu inspiración.
Gracias por compartir buenos momentos.
Llegué a santiago hace dos días, estoy molido, no he dormido nada y tomé mas del sol recomendado.
Osea, bien reventadito.

Adolf dijo...

Y tu ké habegte creído, pelafustán??
Kómo seg eso de poneglo en ké??

A ké debegse tal osadía con Fühgeg??
Podeg explicagme, pego lentamente...

Danna dijo...

El daño estaba hecho efectivamente... ganas de baile, de chuchoqueo, de risas... PUCHAS LA CUSTION!! Pero quedo pendiente ok, eso lo organizaremos dentro de este mes y cuando podamos pues nos sacamos las ganas.

Besos