La Fuente de los Milagros

LA PRoBLEMATICA, esta fue la frase que el amigo Minaya tiro al Teclado hace ya varios años, con ella habrio nuestra mente al desconcierto, el de cada dia, de hacer esto o aquello, la discusion entonces como ahora esta igualmente planteada, ya que cualquier desición de hacer algo puede devenir en una problematica, el mismo estado en si ya mismo es una problematica (para ahondar mas en el tema refierase a tomos uno dos y en adelante de "El Cuaderno" de Los Tartaros.)

En fin, asi estaba arrojado ayer yo ante la problematica de ir o no ir a la casa del amigo W. La problematica en si se me planteo por el recuerdo, no agradable debo señalar, aun fresco en mi memoria, de cuando el citado me invito a pasar un fin de semana en Viña del Mar, hace ya bastantes años, y que termino en ventura desagradable para el suscrito, pormenores que dejo para futuras narraciones, por cierto, y volviendo al hecho que me ocupa, ayer tome mi aparato movil celular, y via este llame al amigo, solo con el animo de inquirir directamente algunas noticias de su persona, y, de pasada, (no se en que estaba pensando), obtener consuelo a mis tribulaciones. En fin el amigo W., al principio no conocio mi voz, me señalo que cualquiera yo podia ser y que entendiera sus temores, eso ya fue pa mi la primera pata en lhocico, despues de aclarado el asunto de la identidad, me recordo la supuesta deuda moral que tenia de hacerle llegar un material en Cd o cassettes, da lo mismo, de Silvio (segundo golpe, ahora en la guata )y finalmente me explico ciertas tribulaciones, nada grave señalo, por un accidente que habia derivado en la posterior enyesadura que ayer iba a quitar, del brazo de su pequeña hija,(tercer golpe, ahora una suve patadita en la jarra), despues de esto, me aclaro, todo bien y podemos juntarnos.
Para entonces, yo, ya habia olvidado el lev motiv de mi llamada, la primera problematica de si llamar al hombre o no, habia resultado primero en "Quien mierda llama?sic., luego ahhh, este compadre que me quedo de grabar unas cosas y todavia no cumple y finalmente... como no va a cachar que ando con mi hija , en fin, todavia creo en eso de que: un amigo siempre va a estar dispuesto. Pero debo ser justo, el hombre me dejo invitado igual a su hogar cerca de las cinco treinta de aquella tarde, entonces las problematicas para mi eran cuatro, la cuales al igual que el el Dr. Minaya nos enseñara pasare a enumerar.

1)Problematica de aceptar la forzada invitacion.
2)Problemtica del rio Mapocho.
3)Problemtica de si me tiro o no me tiro al rio Mapocho.
4)Problematica de mejor no voy pa ninguna parte.


Encerrado estaba yo en esta disquisiciones varias, cuando despues de caminar un par de kilometros aparecio ante mi la reinagurada fuente bicentenario del Salvador, que pa mi tarde aburrida y aciaga, realmente fue un salvador, sus graciles chorros entonces me invitaron a sentarme a la sombra de un pimiento y dejarme llevar solo por su frescura, que a ratos, y gracias al señor Viento me mojaba la faz, lavando asi toda mi pesadumbre, cual agua bendita, permitiemdome incluso soportar la insulsa conversacion de mis compañeros circunstanciales de escaño, que versaba en torno a lucas, estafas mulas, motos ricas, y como engrupirse a la de las tetas simpaticas.
Aleluyas entonces por el señor Lagos y su equipo que refundo esta vieja fuente simbolo de dictadura, pa convertirla en este delicioso rociador de balsamo para niños varios, abuelitos y depresivos como yo, ahi bajo aquellos chorros azarosos mis pensamientos se aclararon, a las seis de la tarde ya ni recordaba que habia quedado en ir a casa del sr. W., aleluya tambien por eso. Asi la problematica habia quedado resuelta, el dia estaba salvado, salvado de trigo, Salvador Allende, Salvador Dalí, Salvatore Adamo, Salvatierra, Salvador del Metro, salvado al fin.
El dia paso al llamado urgente de mi wife, con ella y en el ocaso del dia, nos juntamos en el collage de la plaza de armas, ahi luego de ingerir unos liquidos en el Marcopolo, nos fuimos rodando por las fatigadas calles capitalinas, para terminar comiendo tallarines chinos en el Liu King, hablando de otras problematicas que de seguro mas adelante las hare llegar a quien quiera leerlas.

P.D.: De verdad que amo a esa mujer.

3 comentarios:

Alvaro Magaña Tabilo dijo...

la sepre maldita ella nos impide disfrutar de lo que hay, de lo que nos toca, la única vida que no le pertenece a nadie, y dios gracias por el amor que tambien es una joda

paredro dijo...

Sin lugar a dudas la Depre es una mala compañera, infiel, indeseada, solo el amor finalmente nos salva.

eduardo waghorn dijo...

Pucha compadre, recièn leo esto y quedo estupefacto. Estupefacto. Porque todo, absolutamente todo es el trasunto de tu APRECIACION SUBJETIVA. Yo te quedè esperando con la ilusiòn de compartir un lindo momento con un viejo amigo.
Lamento lo de tus fantasmas.
Un abrazo, fuerza.