Borges y yo

Mis manos pasaron por sobre el nailon envejecido y asoleado de los tres tomos, mi mente entonces se aventuro en el desierto turco en monstruos olvidados, brevemente senti estar en los ojos de Borges, como esa vez que vio el raro ejemplar de "Las Mil y una Noche", todo era vanidad, el costo dijo el vendedor al otro lado del tablon, era de 20 dolares cada ejemplar, mi ilusion entonces se desvanecio.

1 comentario:

Alvaro Magaña Tabilo dijo...

En la bajada de tu blog se lee: "gustador del buen vino como las mujeres" me imagino que te refieres a las mujeres que gustan del buen vino, no a que tú gustas mujeres como si fueran buenos vinos, ¿o No, o Si?
Cuidado que las mujeres llegan a presidente por ahí.