Genealogias

Mi padre, aquel señor que de pequeño intento guiarme, y ya de grande me acepto y me ayudo siempre, ese señor bonachon en que se ha transformado, aquel amigo esperado en cualquier vuelta de la vida, que siempre me ha abierto las puertas de sus tiernas compasiones, aquel señor fue el dia viernes que paso a disfrutar de nuestra hospitalidad.

Y entre pisco sour y luego unas copitas de Doña Dominga c/s, se armo la conversa, asi me enteraba que el abuelo sin quererlo tropezo en la vida con el vicio que le abrio las puertas de la perdicion, aquel que le hizo derrochar sus ahorros, cerca de 40 millones al tiempo actual, asi, como se oye, se le fueron gota a gota de aguardiente sus pesitos, transformandose de un señor a un hombre enfermo, a quien habia que cuidar de sus continuos ataques de "Delirium tremen", un personaje envuelto en la desdicha, que abandono su querido sur con su chalecito de avenida Alemania, para venirse a morir en una poblacion de san miguel en el ya atestado Santiago de los sesenta, y ahi pernocto veinte años mas, lastimeramente, etapa en que siendo niño lo conoci, pero solo hasta ahora me inspiro cariño, al verme en su lugar, al comprender que fue un ser honesto quiza con mas ambiciones que sus nietos, pero que a su mediana edad dio con el mal amigo y el mal consejo, o solo se dejo llevar por la desdicha de haber abandonado lo suyo, lo que le era entrañable.

Quiza, pensaba luego, el me heredo estas penas del alma, quiza su adn es el que me invita a morir algunos dias, es que me tira pa' renunciar... vaya asaber en que continua la historia por estos años que se viven.

3 comentarios:

Maga dijo...

... Sin duda la historia continuara hasta que a alguno de la Azotea se le ocurra una "Idea Brillante"
Uuuu! Y Rocamadour no creo que sea un amigo imaginario; lo es Caligula, Drusila...

paredro dijo...

de Ideas nos hemos llenado, nos falta la ejecucion, hacer las tareas.
Ah, y con Rayuela no se juega, no se?or,
jejejeje

Alvaro Magaña Tabilo dijo...

Ta bueno lo de los boxers... o sea calzoncillos con pinzas